NOTA   Pesticidas: medidas preventivas en el almacenamiento y utilización


 

Pesticides: Mesures de prévention dans osn stockage et manipulation
Pesticides: Preventive measures in storage and handling

Redactor:

Fernando Diago Alvarez
Ingeniero Técnico Agrícola

GABINETE TÉCNICO PROVINCIAL DE LEÓN

Introducción

El uso de pesticidas puede llevar aparejados una serie de riesgos para el personal que manipula con ellos, siempre y cuando no conozca los peligros relativos a éstos, o las normas para su manejo seguro. Los riesgos también existen en aquellos casos en que los usuarios desconocen las reglamentaciones y las medidas relativas a su almacenamiento y manejo.

Para ello vamos a enumerar todas las normas preventivas más importantes a tener presentes en orden a la prevención de accidentes y enfermedades producidas como consecuencia del almacenamiento y manejo de los pesticidas.

Recomendaciones preventivas en los almacenes de pesticidas

Los locales estarán construidos con material no combustible y de características y orientaciones tales que eviten posibles inundaciones y queden en todo caso alejados de cursos de agua.

Estarán ubicados en emplazamientos tales que eviten posibles inundaciones y queden en todo caso alejados de cursos de agua.

Estarán dotados de ventilación, natural o forzada, que tenga salida exterior y en ningún caso a patios o galerías de servicios interiores.

Estarán separados por pared de obra de viviendas u otros locales habitados.

En caso de que vayan a almacenarse productos clasificados como tóxicos o inflamables, no podrán estar ubicados en plantas elevadas de edificios habitados.

Dentro de los locales se deberá tener en cuanta, a la hora de almacenar pesticidas, que deberán estar separados unos de otros y no juntar nunca en el mismo lugar los herbicidas con los insecticidas. (Fig. 1)

Fig. 1: Almacén de pesticidas

En el etiquetado de los recipientes que contengan pesticidas debe respetarse lo indicado en el Reglamento sobre declaración de sustancias nuevas y clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas (RD 2216/85). 

Recomendaciones preventivas en la utilización de equipos de tratamientos

Las personas que realicen operaciones de rociado de pesticidas deberán tener en cuenta las siguientes medidas:

  • No intentarán nunca limpiar las boquillas cuando la bomba esté en funcionamiento o cuando el depósito esté a presión.

  • Nunca deberán limpiar una boquilla soplando o succionando con la boca.

  • Cuando deban proceder a limpiar las boquillas, se hará con guantes.

  • Evitarán realizar operaciones de rociado cuando haya demasiado viento y por supuesto, procurarán evitar por todos los medios que la nube se dirija hacia ellos.

  • Durante las operaciones de rociado estará terminantemente prohibido beber, fumar o comer.

  • Deberán utilizar siempre los equipos de protección personal recomendados. En la figura 2 se muestra el esquema de un equipo adecuado para esta utilización.

Fig. 2: Esquema de un equipo de protección respiratoria

  • Según se ve en el esquema, el aire contaminado es aspirado a través del pre-filtro (1), situado en la parte posterior del casco, donde quedan retenidas las partículas de contaminante de mayor tamaño. El aire es filtrado nuevamente mientras circula por el filtro principal (2), colocado entre el atalaje y la copa del casco. A continuación, el aire limpio se dirige en sentido descendente sobre la cara del usuario (3), proporcionando una refrescante y agradable corriente de aire. La presión positiva impido que el aire contaminado penetre en la zona de respiración, incluso en el caso de un agricultor con el máximo ritmo de inhalación, mientras realiza un trabajo corporal fuerte.

  • Las máquinas de pulverizar solo serán empleadas en los tratamientos, y jamás para transportar agua para dar de beber a personas o a los animales.

Recomendaciones preventivas para las personas que realizan los tratamientos

Los envases de pesticidas, parcialmente utilizados, deberán estar herméticamente cerrados, para evitar pérdidas de vapor o derrames.

Si por derrame o rotura es necesario cambiar de envase un producto, nunca deberá sifonar los líquidos insecticidas.

El nuevo recipiente llevará una etiqueta en el que conste el nombre del producto, su composición y la palabra VENENO.

En caso de que se produzca un derrame en el almacén, hay que limpiar con un MATERIAL ABSORBENTE (serrín, arena, etc.). Recoger dicho material y quemarlo o enterrarlo. Y finalmente aplicar abundante agua y jabón sobre los lugares afectados.

Nunca se deben guardar los pesticidas en envases de productos alimenticios.

Las aguas de lavado de recipientes y los caldos sobrantes de los tratamientos, nunca se transvasarán cerca de pozos, rios, canales, estanques, etc., y por supuesto no se arrojarán a ellos.

Antes de efectuar el tratamiento comprobar cual es la dirección del viento.

Los trabajadores que tengan heridas o rozaduras en las manos no deben intervenir ni en la preparación de los caldos ni en su empleo.

No fumar, ni comer, ni beber durante los tratamientos. En todo caso, lavarse con abundante agua y jabón las partes descubiertas del cuerpo antes de hacerlo.

Usar ropa especial de trabajo.

Después de terminar la jornada de tratamiento, lavarse muy bien con abundante agua y jabón y cambiarse de ropa en el mismo lugar de trabajo. No hacerlo así ocasionaría trasladar el riesgo de intoxicación a las viviendas y familia.

Al final de cada jornada se lavarán los guantes y se asegurará de que no estén rotos.

Los envases vacíos hay que quemarlos o enterrarlos en un terreno arenoso a una profundidad aproximada de 45 cms. No arrojarlos cerca de cualquier corriente de agua.

Se mantendrá a los niños alejados de la zona donde se esté rociando con el pesticida.

Los pesticidas no deben ser utilizados de ninguna otra forma que la indicada en la etiqueta.

Cumplir con rigurosidad los plazos de seguridad.

En caso de intoxicación, acudir a un médico con la etiqueta del producto.

Recomendaciones a tener presentes en la utilización de prendas de protección personal

Sabemos que la utilización de prendas de protección personal eliminan muchas intoxicaciones por pesticidas, pero no todos los trabajadores pueden usarlas, debido a una serie de condicionantes.

Los trabajadores que no pueden utilizar prendas de protección contra la acción de los pesticidas son:

  • Los que tienen alguna deformidad facial o exceso de pelo (barba).

  • El uso de gafas incompatibles con el equipo a utilizar.

  • Los que tienen la membrana del tímpano perforada.

  • Los que tienen problemas circulatorios (Arritmias, infartos, etc.).

  • Problemas cinéticos (falta de movilidad).

  • Problemas neurológicos.

  • Problemas psicológicos.

  • Los que en esos momentos están tomando algún tipo de medicación.

Y para finalizar diremos que la utilización del pesticida adecuado, el uso de equipos de protección y una buena higiene personal son la base primordial para evitar accidentes e intoxicaciones en el uso de productos fitosanitarios.

Fuente: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, España.                                                
                                                                                                                                                                                            
Volver arriba